Desde la milpa mexicana hasta la alimentación de los masáis en Kenia formaron parte de una feria promovida por el movimiento Slow Food en el Salón del Gusto de Turín, en Italia.