La pelea entre Rodríguez Taverna (Darling) y Andrea Collarini (GEBA) empañó la fiesta de un Interclubes potenciados con los mejores jugadores argentinos.